domingo, 6 de noviembre de 2016

Entrevista a la fotógrafa Marina Palacios

Hace más de un año (ya, sí, qué fuerte) hice una entrevista a dos personas que aprecio mucho Pablo Thecuadro y David Kohlver, todo con la inquietud de mostrar cómo con paciencia, talento y amor por lo que haces (y sobre todo por ti mismo) puedes conseguir hacerte un hueco en el mundo del arte, y en general, de tu pasión.

Hoy vuelvo con las pilas recargadas y con una persona, que para mí, es digna de admiración: concisa, paciente, apasionada y con mucho talento: Marina Palacios.

Fotografía de boda y moda de Marina Palacios

- ¿Siempre quisiste dedicarte a la fotografía?
La verdad es que no puedo decir que cogía la cámara analógica de mis padres de pequeña, que entonces descubrí esta pasión y afirmé que no dejaría de hacer fotos jamás. Mentiría. No me acuerdo exactamente cuándo decidí dedicarme a la fotografía. Creo que fue en Bachillerato, cuando nos bombardeaban con universidades, carreras e ideales. A mi lo único que me llenaba era hacer fotos y no me veía ni entre números, ni entre letras. Sabía que quería seguir ese camino pero tampoco tenía claro en qué sentido concreto. 

Fotografía de boda y moda de Marina Palacios


- ¿Cuándo empezó tu pasión?
A los dieciséis comencé a hacer las míticas fotos que hace cualquiera -supongo- cuando tiene una cámara en sus manos y empieza a experimentar. Hacia fotos con una compacta a mis manos, mi cubo de basura, a los bolígrafos de la mesa jugando con el mínimo desenfoque que me permitía esa cámara... Y llegó un folleto a casa con una réflex. Ese día me volví la persona más pesada del universo y comencé a recaudar dinero del bolsillo de mis familiares para poder comprármela. Ahorré la mitad y me la regalaron por mis 17. El día que la abrí por primera vez, ya no la volví a soltar.

- ¿Cómo empezaste? ¿Qué te motivó a seguir?
Comencé haciendo fotos a mi hermana y en los viajes. Cuando terminé Comunicación Audiovisual vi que estaba igual que cuando empecé y que necesitaba más, entonces empecé en Madrid un Máster en Proyectos de Fotografía de Autor. Me empapé durante un año de fotografía por todos los costados y de mil experiencias más. Había hecho un par de bodas ese verano a unos amigos y juré no volver a hacer una más. Pero nunca puedes decir nunca. Comencé a ver a otros fotógrafos, libros, revistas y mi perspectiva sobre la fotografía de boda cambió por completo. Empezó a ser un desarrollo personal, más que profesional, y volví a cogerle el gusto. Me motivó el darme cuenta de que antes no tenía ni idea y que no todo tenía por qué ser clásico y aburrido.

Fotografía de boda y moda de Marina Palacios


- ¿Dónde encuentras la inspiración?
El 90% de la inspiración la encuentro en internet. Instagram es una fuente insaciable de ideas y una forma de descubrir el trabajo de otras personas a las que hace años jamás tendríamos acceso. También en blogs o en pinterest. Intento no ver solo cosas que tengan que ver con la fotografía de boda, ya que en este trabajo lo más bonito es mezclar en un mismo reportaje retratos, bodegones, espacios vacíos y otros recursos que conformen una historia distinta y personal. Nunca puedes dejar de lado el objetivo de una boda, pero tampoco tienes que conformarte con lo más clásico. También leyendo y viajando encuentro inspiración y motivación. La verdad que hay mil fuentes de recursos en el día a día en los que basarte para conformar una buena historia.

- ¿Tienes alguna clase de motivación o “mantra” que te ayude a perseguir este sueño?
No hay mayor motivación que pensar constantemente si es donde estoy ahora donde realmente quiero estar. La verdad que ha sido duro el comienzo, no te voy a mentir. Ver que no avanzas, pensar diariamente que aun no has dado más que un pequeño paso y creer que hay algo que te sigue impidiendo avanzar, es duro. He pensado más de diez y veinte veces que la fotografía no es para mi, que no voy a tener la suerte que han tenido otros y que no voy a conseguir mi sueño. Pero si luchas, poco a poco llega.

Fotografía de boda y moda de Marina Palacios


- Si quisieras decirle a tu yo de hace 10 años, ¿Qué sería?
Que no haga mucho caso a las opiniones de los demás, que va a pasar malos momentos en el colegio y cuando salga, pero que va a ser feliz a base de esfuerzo y pasión. Que siga, que luche, que olvide y que nunca pierda las ganas por conseguir ser quien quiere ser.

- Y... ¿qué le dirías a tu yo actual?
Gracias. Gracias por no tirar la toalla, por todo el esfuerzo invertido, por haber superado todos los días malos que han hecho que todo se tambalee más de una vez, por ser valiente y por no rendirse nunca. También que sonría, que poco a poco lo está consiguiendo y que siga luchando porque nadie regala nada y gracias al esfuerzo está cada vez más cerca de conseguir lo que tanto desea. Y que no pare nunca y que siga con las mismas ganas que crecer que el primer día.

- ¿Algún consejo para los lectores?
Pues que luchen por sus sueños como si no hubiera mañana. Que se olviden de lo que los demás puedan querer para ellos y apuesten todo por lo que realmente ellos quieren ser. Que con esfuerzo, sacrificio y ganas por salir adelante todo llega, antes o después, pero que todo llega. Que no sigan modas, ni figuras, ni intenten constantemente caer bien a los más prestigiosos. Que se centren por llegar a quienes realmente van a valorar su trabajo. Y que no se rindan nunca.

Fotografía de boda y moda de Marina Palacios


Puedes encontrar más fotografías de Marina Palacios en su web, Instagram y Facebook.
Espero que os inspire, tanto como me inspira a mí cada día,

¡gracias Marina!

2 comentarios:

  1. Gracias, gracias y mil gracias. Siempre e infinitas. Por todo y por tanto <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. todo se queda corto para agradecerte todo a ti también!

      😘😘😘

      Eliminar